Física en la Cabrera Regional (Tecamachalco)

"La ciencia no se detiene"

Por qué la miel no se descompone

Por-que-la-miel-no-se-descompone

Muchas personas se deben de haber preguntado alguna vez por qué la miel se conserva a temperatura ambiente sin descomponerse, si esto ocurre con todos los demás alimentos que conocemos. La respuesta se esconde detrás de las propiedades de tan maravilloso producto, así como de sus pequeñas creadoras, las abejas.

¿Cuanto dura una jarra de miel sin que se descomponga?

Si ya te sorprendía que la miel que guardas en casa durara tanto tiempo sin echarse a perder, aguarda a saber un dato curioso: recientemente, excavando tumbas egipcias, los arqueólogos han encontrado tarros de miel en perfecto estado. Ello confirma lo que ya se venía sabiendo, que la miel es el único alimento eterno que existe. Entonces no tienes de qué preocuparte, puedes conservar tu jarra de miel durante toda la vida.

Por-que-la-miel-no-se-descompone Por-que-la-miel-no-se-descompone-1

Propiedades de la miel

Detrás de ese líquido espeso y de un bello color ámbar se esconde la siguiente propiedad: la miel es un azúcar, por tanto es higroscópica, o sea, en su estado natural contiene muy poca agua, pero si se le deja destapada absorbe humedad. Por esta razón, los microorganismos no pueden sobrevivir en ese medio.

Para que la miel se descomponga es necesario que haya algo dentro de ella que puede echarse a perder. En otro caso, las condiciones son demasiado inhóspitas para que pueda desarrollarse la vida. Resultado: la jarra de miel tendrá larga vida.

Otra de las propiedades de la miel que la hace duradera es su nivel de acidez. Su pH es muy elevado, lo cual mata cualquier germen que aparezca en los alrededores. No es una buena opción para estos seres.

Por-que-la-miel-no-se-descompone-2

Papel de las abejas en la duración de la miel

Ahora bien, estas propiedades no son las únicas que posibilitan la longevidad de la miel. Otros productos, como la molasa , son higroscópicos, con niveles altos de ácido y eventualmente terminan por corromperse. ¿Qué hace a la miel tan especial? La clave está en sus creadoras: las abejas.

Cuando las abejas obtienen el néctar, su primer paso es eliminar toda humedad batiendo las alas. En sus estómagos hay una enzima llamada glucosa oxidasa, que se mezcla con el néctar regurgitado sobre los panales. La mezcla se desintegra en ácido glucónico y peróxido de hidrógeno.

Este último, en combinación con la ausencia de humedad y el nivel de acidez, asegura del todo que ningún organismo pueda desarrollarse dentro de la miel. Esta es la razón por la cual la miel ha sido usada desde tiempos antiguos para curar heridas y evitar cualquier infección.

Desde luego, como la miel no se descompone a temperatura ambiente y es deliciosa, ha sido utilizada como alimento humano. ¡No olvides mantenerla siempre tapada y así tendrás miel para rato!

Fuente:  ojocientifico.com

Anuncios

Acerca de physicscience

Miembro activo de http://www.matematicas.comuv.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 10 agosto, 2014 por en Ciencias Naturales, Física y Química.
A %d blogueros les gusta esto: