Física en la Cabrera Regional (Tecamachalco)

"La ciencia no se detiene"

Máquinas de movimiento perpetuo

Las máquinas de movimiento perpetuo, aparatos capaces de mantenerse en marcha sin ningún aporte neto de energía, han sido un sueño durante mucho tiempo. Y lo seguirán siendo salvo que nuestros conocimientos sobre la física estén increíble e inesperadamente equivocados. Pero eso no ha evitado que se construyan numerosos modelos como los que podéis ver “funcionando” en el siguiente video.

La primera máquina que vemos en el vídeo fue diseñada por Robert Boyle un notable físico y químico del siglo XVII. Y uno de los muchos inventores que acabaron obsesionado por este sueño. La idea inicial se basa en un error de concepto, poner más cantidad de líquido, y por tanto más peso, a un lado del circuito sería suficiente para forzar un movimiento continuo. En realidad es la presión, es decir peso por unidad de superficie, y no el peso total lo que determina el equilibrio de fuerzas. Variantes posteriores intentaron ser más sutiles utilizando efectos como la capilaridad pero con el mismo resultado.
Los diseños mecánicos  que se ven a continuación no tuvieron más suerte. La idea general era la misma, llevar mas peso a un lado del eje o bien alejarlo para que el par generado fuese más alto. Otras variantes utilizaban ruedas sumergidas en agua y aprovechaban la flotación en lugar del peso como fuente de movimiento. Sin embargo, todos fallaban en algún otro elemento fundamental. Por ejemplo,  ignoraban el tiempo que pasaba el peso en cada extremo lo que compensa otros efectos. O simplemente despreciaban el rozamiento. En cualquier caso, todas acababan parando después del impulso inicial.
Os sugiero visitar la página de Visual Education Project  para ver muchos mas vídeos similares. Curiosamente, hay líquidos con los que parece funcionar el diseño de Boyle como puede verse en este video.
No os ilusionéis, en realidad ninguno funciona. En este caso el truco es utilizar líquidos con algún gas disuelto y el movimiento se detiene cuando este se disipa por completo. Aún así, son una herramienta muy interesante para fomentar la curiosidad y aprender física mientras intentas comprender porque todos estos inventos fallan.
Los dispositivos mecánicos son los ejemplos más sencillos. Los avances relacionados con la comprensión de los fenómenos electromagnéticos y el desarrollo de motores eléctricos y magnéticos provocaron una nueva oleada de diseños que aspiraban a convertirse en máquinas del movimiento perpetuo. Hay multitud de diseños basados en imanes e ingeniosas formas de apantallamiento.  Todos ellos sin  éxito ya que, como diría Homer Simpson, “Lisa, en esta casa obedecemos las leyes de la Termodinámica
El interminable listado de fracasos no ha impedido que nuevos diseños sigan apareciendo. No me parece mal mientras nadie intente cometer un fraude con ellos. Después de todo, solo hay una cosa que guste más a los físicos que un experimento que funciona. Un experimento que no funciona.
Fuente: cienciadebolsillo.com
Anuncios

Acerca de physicscience

Miembro activo de http://www.matematicas.comuv.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 9 octubre, 2012 por en Física y Química.
A %d blogueros les gusta esto: