Física en la Cabrera Regional (Tecamachalco)

"La ciencia no se detiene"

Huevos sucios y problemas respiratorios

Podemos decir grandes cosas de la cáscara de un huevo. Admirar su resistencia, la optimización en el uso de los materiales o lo simétrico de su diseño. Sin embargo, no podemos hablar bien de la cáscara como cierre hermético. En realidad, una cáscara es un autentico coladero. Y por muy buenas razones.
Para comprender porque un huevo no es un recipiente sellado y hermético tenemos que recordar su objetivo inicial. Un huevo esta pensado para alimentar y favorecer el crecimiento de un polluelo. Su interior esta repleto de todo tipo de nutrientes pero hay una sustancia imprescindible que no puede almacenar. El oxigeno. El oxigeno es tan necesario para un embrión de pollo como para un feto humano. Y la única fuente posible es el aire exterior. La cáscara de huevo es porosa para permitir su entrada.
Claro que esto plantea otro problema porque la cáscara debe aislar el interior y protegerlo de cualquier otro ser vivo que intente aprovecharse de su contenido. Un huevo puede ser un autentico festín para una bacteria hambrienta que, en realidad, son todas. Una ejemplo muy habitual son las bacterias del genero Salmonella de las que todos hemos oído hablar. Recordando de donde viene el huevo es fácil ver que no es un ambiente limpio y la contaminación fecal con heces de la propia gallina es algo frecuente. Tal vez os ha pasado alguna vez. Compráis unos huevos y, al llegar a casa, observáis que no están todo lo limpios que os gustaría. ¿Un problema de producción? Tal vez. Pero limpiar un huevo es algo mucho más delicado de lo que parece. Al lavarlo podemos arrastrar una capa protectora que nosotros también necesitamos.
Esta contaminación tan visible suele quedarse en el exterior ya que el huevo posee una casi invisible capa protectora que lo aísla. Al menos, si no intentamos lavarlo bajo un chorro de agua. En este caso, el agua arrastra esa capa y  elimina su efecto protector. Incluso puede favorece la entrada de las bacterias al interior del mismo. Por esta razón, en Europa no esta permitido lavar los huevos y solo puede hacerse en casa y justo antes de ser consumidos. Los Estados Unidos tienen una política totalmente contraria y exigen lavar los huevos al envasarlos y mantener un control exhaustivo a partir de entonces.
En cualquier caso, el huevo sigue siendo una maravilla de diseño y una fuente barata e muy interesante de proteínas de alta calidad. Tras un pequeño lavado, el huevo de la foto se convirtió en una cena de lo más agradable.
Fuente: Cienciadebolsillo
Anuncios

Acerca de physicscience

Miembro activo de http://www.matematicas.comuv.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 8 abril, 2012 por en Ciencias Naturales.
A %d blogueros les gusta esto: