Física en la Cabrera Regional (Tecamachalco)

"La ciencia no se detiene"

Los diez artrópodos más espinosos

Las espinas son un mecanismo de defensa común en animales y plantas. En el caso de los artrópodos, las espinas derivan de las setas, unas estructuras articuladas de la cutícula que pueden funcionar como receptores, y suelen ser largas, rígidas y estar esclerotizadas.

10. Milpiés

Dados sus hábitos herbívoros y detritívoros, algunas especies de milpiés combinan una coloración brillante con venenos y protuberancias espinosas. Entre ellos, caben destacar los milpiés del género Desmoxytes como el milpiés dragón fucsia (Desmoxytes purpurosea), un polidésmido de tres centímetros descubierto en la provincia de Uthaithani (Tailandia).

9. Escarabajos

Aunque son más conocidos por otro tipo de protuberancias, entre la apabullante diversidad de escarabajos también hay especies con espinas.

8. Opiliones

Los opiliones son un orden de arácnidos que recuerda superficialmente a las arañas de patas largas, aunque se pueden distinguir de éstas porque tienen un opistosoma segmentado y el prosoma (cefalotórax) y opistosoma (abdomen) aparecen fusionados formando una única estructura bulbosa. De las aproximadamente 6400 especies que se conocen, hay bastantes que son espinosas. De hecho, uno de los cuatro subórdenes (Laniatores) está compuesto en su mayoría por especies con protuberancias espinosas.

7. Marrella splendens

Este espinoso artrópodo de mediados del Cámbrico (el «cangrejo con encajes» de Charles Walcott) es uno de los fósiles más comunes en Burgess Shale. Con un tamaño que no superaba los dos centímetros, se cree que habitaba el fondo de los mares alimentándose de carroña y detritus.

6. Grillos de matorral

Muchas especies africanas de grillos de matorral (tetigónidos) tienen el protono (escudo dorsal que recubre el tórax) recubierto de espinas.

El grillo de matorral acorazado (Acanthoplus discoidalis) es un tetigónido que puede alcanzar hasta cinco centímetros de longitud y habita en Namibia, Bostwana y Sudáfrica. Además de tener su cuerpo recubierto de espinas, cuando se le molesta puede lanzar su sangre (hemolinfa), que contiene sustancias tóxicas que obtiene de su alimentación, a través de unas glándulas situadas en el tórax hasta una distancia de 30 centímetros.

Otras especies de grillo de matorral fantásticamente espinosas son Cosmoderus erinaceus, nativa de Uganda (su nombre genérico es ya de por sí espinosamente evocador), y el grillo de matorral de cabeza espinosa Panacanthus cuspidatus, que se encuentra en Ecuador.

5. Cangrejos

Los litódidos son una familia de cangrejos de gran tamaño que habitan en aguas frías y de los que se conoce más de un centenar de especies, muchas de las cuales están recubiertas de protuberancias espinosas.

4. Trilobites

Estos emblemáticos artrópodos del Paleozoico tuvieron bastantes especies con espinas, sobre todo durante el Devónico (hace 416-359 millones de años), un período que coincide, curiosamente, con la aparición de los peces con mandíbula. En las calizas del Devónico de Marruecos se han hallado muchos fósiles de trilobites espinosos como Comura, Dicranurus, Koneprussia, Eoceraurus, Hoplolichoides, Walliserops, Ceratarges, Kolihapeltis o Radiaspis.

3. Orugas

Muchas orugas combinan brillantes colores de aviso con una serie de púas, espinas y pelos urticantes que a menudo pueden infligir una picadura dolorosa duradera. Las orugas de los limacódidos (llamadas orugas babosa por el parecido que tienen con los gasterópodos del mismo nombre) son bien conocidas por sus extrañas formas que incluyen varios tipos de protuberancias y espinas venenosas, lo que sugiere que su evolución ha sido fuertemente modelada por sus interacciones con los depredadores.

Las espinas urticantes (pelos huecos endurecidos conectados a glándulas de veneno) también aparecen en otras cinco familias de mariposas: megalopígidos, ninfálidos, noctuidos, satúrnidos y zigénidos.

2. Arañas

Las arañas domo cuernilargas pertenecen al género Gasteracantha y pueden alcanzar hasta tres centímetros de diámetro. La mayor parte de las especies están elaboradamente adornadas con cuernos y espinas y se distribuyen por la mayor parte del mundo.

Por otra parte, el género Micrathena incluye unas 100 especies distribuidas por las regiones tropicales de Centroamérica y Sudamérica que se caracterizan por sus protuberancias opistosomales espinosas.

1. Membrácidos

Los membrácidos son una familia de chinches tropicales compuesta por unas 3200 especies que se reconocen fácilmente por su enorme pronoto, que proyectan hacia el abdomen adoptando las formas más extrañas y también las más espinosas.

Fuente: entomoblog.net

Anuncios

Acerca de physicscience

Miembro activo de http://www.matematicas.comuv.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 29 marzo, 2011 por en Ciencias Naturales.
A %d blogueros les gusta esto: