Física en la Cabrera Regional (Tecamachalco)

"La ciencia no se detiene"

Localizan astrónomos la galaxia más antigua y lejana del universo

La luz de la galaxia tarda unos 13 mil millones de años en llegar a la Tierra. “Vemos el estado de este objeto en un momento, en el que el Universo sólo tenía 600 millones de años de edad”, señaló un especialista.

Los investigadores, utilizando el Very Large Telescope del Observatorio Europeo Austral de Chile, llegaron a sus conclusiones luego de analizar la débil luz emitida por UDFy-38135539.

“Hemos confirmado que una galaxia detectada previamente a través del (telescopio) Hubble, es el objeto más remoto identificado hasta ahora en el Universo”, dijo Matt Lehnert del Observatorio de París.

La luz de la galaxia tarda unos 13 mil millones de años en llegar a la Tierra. “Vemos el estado de este objeto en un momento, en el que el universo sólo tenía 600 millones de años de edad”, añdió el especialista.

Lehnert, autor principal del artículo que reveló hoy los resultados en la revista científica británica Nature, indicó que el estudio fue posible gracias a las nuevas tecnologías de observación astronómicas.

El Observatorio Europeo Austral (ESO) explicó que estudiar estas primeras galaxias es difícil, pues la luz que es percibida de ellas en la Tierra, tras millones de años de viaje estelar, es muy tenue.

Además esta luz emitida por las primeras galaxias era absorbida por la niebla de hidrógeno que existía en el cosmos en las cercanas del Big Bang, el momento de creación del Universo.

Las observaciones de UDFy-38135539 son las primeras de una galaxia cuya luz está despejando la opaca niebla de hidrógeno, agregaron los científicos.

“Medir (…) la galaxia más distante encontrada hasta el momento es muy apasionante en sí pero las implicaciones astrofísicas de esta detección son aún más importantes”, sostuvo Nicole Nesvadba del Instituto de Astrofísica Espacial de la Universidad de París.

La profesora Nesvadba añadió que además los análisis indican que el brillo de UDFy-38135539 no parece ser suficientemente fuerte por sí solo para despejar la niebla de hidrógeno. “Por lo que tiene que haber otras galaxias, probablemente más débiles y menos masivas, compañeras cercanas de UDFy-38135539, que también ayudaron a hacer transparente el espacio alrededor de la galaxia”, detalló Mark Swinbank de la Universidad de Durham.

“Sin esta ayuda adicional, la luz de la galaxia, no importa cuan brillante sea, habría quedado atrapada en la niebla de hidrógeno circundante y nosotros no habríamos sido capaces de detectarla”, insistió.

Fuente: La Jornada

Contribución: Francisco Pérez

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 2 noviembre, 2010 por en Ciencias Naturales, Física y Química.
A %d blogueros les gusta esto: