Física en la Cabrera Regional (Tecamachalco)

"La ciencia no se detiene"

Joven de origen mexicano se somete a operación para acabar con su epilepsia

Especialistas del hospital Beth Israel de Nueva York practicaron hoy una compleja y pionera operación quirúrgica para acabar con los ataques de epilepsia que desde hace cinco años padece Jennifer Flores, de 17 años y origen mexicano.
Durante la primera fase de la operación, dirigida por el neurocirujano Saadi Ghattan, en la que la paciente estuvo sedada y duró cinco horas, los médicos colocaron una serie de electrodos en la parte afectada del cerebro para poder detectar con exactitud cuál es el trozo que deberán extraer más adelante.

Tras esta primera fase, la joven estará una semana en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital, donde se le harán pruebas para comprobar que ninguna de sus funciones ha resultado dañada.

Pasada esa semana, Jennifer será intervenida para extraer de manera definitiva la masa que le provoca los ataques y en el margen de una semana podrá volver a casa y tras diversos controles reintegrarse a su vida escolar y de adolescente.

Poco antes de ser operada, Jennifer, vecina de Nueva Jersey, manifestó a Efe su convencimiento de que “todo mejorará” a partir de ahora, mientras su madre, Oveida Raimundo, declaró que su hija estaba “en buenas manos”.

Debido a los ataques epilépticos, que llegaron a producirse con una frecuencia de 14 al mes, Jennifer no ha podido llevar hasta ahora la vida de una adolescente común y ha tenido incluso que dejar el colegio.

El neurocirujano Ghattan explicó a Efe que con el uso de la cirugía “hoy se pueden parar los ataques”.

El caso de Jennifer Flores esa bastante peculiar, pues en vez de caer al suelo y sufrir convulsiones, la joven se agitaba, gritaba y golpeaba cosas como “si estuviera poseída”, dijo Ghattan.

“Hace 200 años a Jennifer la habrían quemado por bruja y hace 100 la abrían encerrado en un psiquiátrico, ahora tiene la posibilidad de una vida nueva gracias a la cirugía”, aseguró.

A pesar de que Ghattan aseguró que se trata de “una cirugía extrema” se mostró convencido que “es más extremo poder morir por culpa de un ataque de epilepsia”.

Por su parte, el neurólogo y director del centro especializado en epilepsia pediátrica, Steven Wolf, afirmó a Efe que “la cirugía asusta pero en realidad cuando más joven es uno mejor, porque los ataques a la larga pueden acabar dañando el cerebro”.

Para poder someterse a esta operación Jennifer ha pasado dos meses siendo examinada por neuropsicólogos.

Fuente: Milenio

Anuncios

Acerca de physicscience

Miembro activo de http://www.matematicas.comuv.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 4 mayo, 2010 por en Sin categoría.
A %d blogueros les gusta esto: