Física en la Cabrera Regional (Tecamachalco)

"La ciencia no se detiene"

Alcoholismo y genética

Consumir alcohol en exceso es la principal causa de cirrosis en México. Por ello investigadores de la Universidad de Guadalajara y la Universidad Autónoma de Nayarit realizaron un estudio para saber si existe una relación entre los altos índices de alcoholismo y cirrosis, y la información genética en dos grupos de personas: mestizos y huicholes.

La mayoría de los mexicanos somos el resultado de una mezcla genética de indios, españoles y africanos, pero aún existen grupos indígenas que se han mantenido al margen de

esta mezcla. Al comparar la información genética de ambos grupos, los investigadores buscaban entender si existía una diferencia en la predisposición a sufrir daños a causa del alcohol en alguno de ellos.

Hay genes que hacen que el cuerpo fabrique enzimas (un tipo de proteínas), que se encargan de acelerar ciertas reacciones químicas en el organismo. Algunas de estas enzimas están relacionadas con la capacidad del cuerpo de metabolizar el alcohol. Los investigadores se centraron en las enzimas conocidas como ADH1B, ALDH2 y CYP2E1. Las dos primeras producen efectos como enrojecimiento de la cara, hipotensión, taquicardia, dolor de cabeza, náusea y vómito. La incomodidad de estos efectos hace que quien los padece se sienta menos dispuesto a volver a consumir alcohol, y por lo tanto estas enzimas funcionan como protectores. El CYP2E1 está relacionado directamente con el daño que produce el alcohol en las células del hígado.

Para el estudio se analizaron los genes correspondientes a estas enzimas en 106 huicholes (65 mujeres y 41 varones de entre 20 y 78 años de edad) y en 331 mestizos (193 mujeres y 138 hombres de edades que iban de los 31 a los 75 años).

De acuerdo con Blanca Estela Bastidas-Ramírez, investigadora del Instituto de Enfermedades Crónico- Degenerativas del Centro Universitario de Ciencias de la Salud de la Universidad de Guadalajara, el descubrimiento más significativo fue que los huicholes tienen la frecuencia más alta del mundo del gen del CYP2E1 (dañino en presencia de alcohol), y al mismo tiempo una ausencia casi absoluta de los otros dos. Es decir, los huicholes son en promedio más susceptibles a los trastornos del hígado debidos al alcohol y menos a las consecuencias desagradables inmediatas del consumo excesivo. Este doble coctel enfrenta a los huicholes (y a los que comparten estos genes, quizá buena parte de los mexicanos mestizos) a un altísimo riesgo de padecer alcoholismo y las enfermedades del hígado que produce esta adicción. Los resultados de la investigación se publicaron en la revista Alcoholismo: Investigación Experimental y Clínica, en enero.

 

Fuente: Cómo ves?

Anuncios

Acerca de physicscience

Miembro activo de http://www.matematicas.comuv.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 7 febrero, 2010 por en Artículos y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: